jueves, marzo 15, 2007

No verlas

Cuando era niña en casa estaba prohibido ver telenovelas, esas mejicanas y venezolanas en que todos los personajes solo tienen un tema de conversación, el amor de los protagonistas. Y la chica siempre es pobre y el chico es rico, pero luego se dan cuenta que ella es hija de alguien rico también. Y siempre hay una arpía que fue novia del jevo y siempre se está confabulando con alguien que está enamorado de la jeva. Que pérdida de tiempo y neuronas. Más bien deberían llamarse no-verlas.

Hubo algunas buenas, como Mundo de Juguete que más bien estaba enfocada hacia un público infantil. Entre las venezolanas recuerdo una que creo se llamaba Julia que era medio de suspenso. Y Las Amazonas que eran tres hermanas que vivían montadas a caballo, en la época en que todo el mundo se hacía permanente para tener el pelo rizado en las puntas.

Pero después llegaron las brasileñas con argumentos diferentes e interesantes. Recuerdo Dancing Days con la sensual Sonia Braga, Loco Amor, La Esclava Isaura, Pantanal (esta destacaba la belleza de la selva brasileña) y la famosa Doña Bella. Con esta mi papá se hizo novelero al igual que todos los hombres del país porque esta señora era hermosa y con un cuerpazo, y le daba por andar el pueblo desnuda montada a caballo.

Pero la que más me ha gustado de todas es una colombiana Café con Aroma de Mujer. Me gustó porque la protagonista era pobre si, pero era una mujer luchadora que se abrió paso en el mundo corporativo, específicamente en la industria de la cosecha del café, y que además cantaba precioso. El prota estaba como quería lo cual era una motivación adicional.

Preparando este post me encontré con el webside de la novela y me voy a dar gusto rememorando, no solo la novela en sí sino lo que significó para mí en ese momento de mi vida, ya que personalmente estaba viviendo una historia parecida con una persona de otro nivel social y en un ambiente laboral parecido al que vivía Gaviota, la prota.

Si les gustan las novelas léanse esta página y talvez formamos un movimiento para que la pasen nuevamente.

Enjoy...

7 comentarios:

luima dijo...

Bueno, las novelas son entretenidas, no puedo negar que vi varias por lo menos por parte , en casa con tres hermans y una television , la lucha era ardua,pero recuerdo varias de las que mencionas.

Principe Mestizo dijo...

como!!!! bueno las telenovelas son un producto masivo y un tranpolin para promover el turismo, pero h evisto muy pocas

Will dijo...

como todo hombre perverso por naturaleza..jajaj..vi muchos capitulos de Doña Bella, Pantanal, y vi 2 veces a Xica Da Silva...pero la que mas me gustó, fue la telenovela venezolana, "por estas calles", ya que era la pura realidad.

Ginnette dijo...

Las que mas me han gustado son Por Amor y la Reina de la Chatarra, ambas brasileñas.
Yo no soy muy novelera pero me tire a Xica y a Do♫a Bella

DrLacxos dijo...

las novelas dieron un giro de 180 grados, porque el patrón de las novelas mexicanas era siempre el mismo argumento, ahora puedes disfrutar hasta novelas historias, de contenido social, de misterio, hasta de toques mágicos.

Niove dijo...

diante china no me acordaba de la reina de la chatarra, vi algunos capitulos pero a mi mama le encantaba.

Pero bueno, cuantos hombres noveleros!!! Pero es verdad lo que dice Drlacxos, hay algunas que va bien vale la pena verlas.

BB dijo...

jejejeje las novelas son un can... lo chulo es que en el final siempre pasa algo que te impide verlo :) recuerdan la obsesión por "sirena" a mi me gustaba una de brasil "7 mujeres" pero parece que sólo la veía yo, pues la sacaron de la programación y pusieron otra... era sobre la historia de la revolución de brasil.

Un abrazo Niove!