jueves, enero 18, 2007

Crisis doméstica

No he podido bloquear, es decir, no solo postear sino tampoco leer mis blogs favoritos. Sucede que durante esta semana estoy padeciendo de crisis doméstica lo que significa que la muchacha que me ayuda en la casa se enfermó y estoy sola, por lo que mi día empieza a las 6:00 am cuando suena el despertador y me levanto de un brinco para fregar trastes y biberones sucios si es que hay; preparar uniformes y meriendas de los niños si no están listos y preparar el desayuno

Mientras tanto el Bebo se prepara y prepara a los niños lo cual no es nada fácil porque Lando está en los terrible twos, lo que significa que puede caminar y correr, pero no puede hablar y solo quiere jugar; es decir que mientras uno está tratando de cambiarle el pamper, por ejemplo, el lo que quiere es jugar pelota o cualquier otra cosa que no tiene que ver nada con lo que hay que hacer en el momento. Todavía no entiende o se hace el que no entienden las órdenes, regaños o súplicas de nosotros.

A las 7:00 am debo empezar a prepararme yo porque si dan las 7:30 am y no hemos desayunado tenemos que salir corriendo fanáticos y darles el desayuno a los niños en el carro, porque si salimos más tarde no llegamos a tiempo para dejar a Nene en su colegio.

Luego continuamos el camino para dejar a Lando quien empezó el colegio precisamente hace una semana y todavía tiene “separation anxiety”. En el trayecto va revolcándose, pidiendo leche, llorando por Nene, tratando de sentarse en el asiento de adelante; bueno toda una delicia. El otro día casi chocamos.

Llegamos a la oficina aproximadamente a las 8:30 am ya cansados, estrujados y despeinados y empezamos la faena. Tengo que resolver mil cosas en la mañana porque a las 12:30 pm, a correr fanáticos de nuevo para recoger a los niños y buscar un lugar donde comer.

Algunos días he podido cocinar algo la noche anterior y comemos calentao, pero no siempre puedo. Luego me quedo en la tarde en la casa con los niños y lavo, plancho, friego, trapeo, lavo los baños, les doy merienda a los niños, les doy cena, barro la marquesina, le pongo comida al perro, en fin todo muy entretenido.

El área donde juegan los niños tiene una semana con todos los juguetes regados por todas partes ya que he decidido no recoger porque total, al minuto vuelven a regarlos.

Que me gusta de todo esto, pues por supuesto que paso más tiempo con los niños y que limpio mi casa tal y como quiero, pero es un stress. El lunes regresa la muchacha y creo que le voy a hacer una fiesta de bienvenida.

Siempre he tenido la curiosidad de saber como se desenvuelven en otros países donde no es tan asequible tener ayuda en la casa. Aquí por ejemplo, las casas son muy abiertas y hay que trapear el piso muy a menudo porque entra mucho polvo. Hay que ajustar los horarios de las tareas como lavar o planchar a cuando haya luz, y una serie de delicias que solo nosotros disfrutamos.

Pues en muchas palabras, estas son las razones por las cuales no he podido bloguear. Nos leemos la próxima semana.

10 comentarios:

QueenYvette dijo...

Corazon no te preocupes, Ya pronto pasa esa fase, Yo tengo una niña de 3 y es asi mismo... Mi alarma suena a las 6:30 y comienza la corredera... Tanbien tengo una niña de 18 años (Mi prima sinverguenza) que se ha arrimado en mi casa porque su papa la boto de su casa y tambien tengo que cargar con esa cruz... Pero al final del camino todo vale la pena porque les estas haciendo un bien y Dios premia eso!

Bechos!

Y.O. dijo...

Bueeno, yo pase por mi crisis justo a finales del año, cuando mi asistente decidio no volver despues del 24, la suerte fue que coincidio con una semana que habia tomado de vacaciones y la semana siguiente la tomo mi esposo, eso si, que al final de la semana, un dia me llamo y me dijo "no agunato un dia mas con este muchachooooo"....
pero por suerte, crisis superada!

BB dijo...

que bueno que ya vuelve la muchacha... también la extrañé!

Un abrazo y suerte con tus angelitos ;)

♪ SaBri ♪ dijo...

y pensar q a la muchacha del servicio se le hace tan facil hacer todo eso!!!!!!!!

Rosannita dijo...

Ay the terrible twos" y a mí que se me multiplican por dos!!! Te compadezco porque sé que no es nada fácil por lo que estás pasando... La muchachas... Mi esposo dice que son un mal necesario porque no podemos estar ni con ellas ni sin ellas!

=)

Ginnette dijo...

Pues es una crisis generalizada. Yo no tengo a nadie desde el 30 de diciembre (mañana dizque empieza una nueva). Asi que tengo ese mismo trajín (incluyendo lavar y planchar). Yo te digo la verdad, amo a mis hijos, pero no tengo paciencia para estar siempre en la casa!

Baakanit dijo...

En momentos así es que uno se da cuenta de lo mucho que hacen falta las sirvientas.

En los estados unidos todo depende, los apartamentos se ensucian menos y el servicio cuesta caro, aunque he conocido personas que tienen una sirvienta para que le organice el apartamento de un solo cuarto.
Saludos

Niove dijo...

Es una costumbre que se vayan a fin de año. Parece que creen en el lema año nuevo vida nueva. Pero la realidad es que cuando uno se queda sola aprecia más el trabajo que ellas hacen, si es que son buenas porque hay algunas que es mejor no tenerlas como la que estaba bebiendo cerveza con un hombre en la acera de mi casa a las 11:00 am.

Me consuela saber que no soy la única que se vuelve loca cuando está sola.

Baakanit. una sirvienda para una apartamento de un solo cuarto? o les sobra el dinero, o tienen poco tiempo o son muy haraganes.

Gracias a todos por sus comentarios.

Zumo de Vidrio dijo...

Perdonada por no visitar mi blog,,, con esa tarea que tienes es lo menos que puedo hacer..!

Te sigo,,
Z de V.

Baakanit dijo...

la respuestas son : mucho dinero, y muy haraganes. Tiempo lo tienen para otras cosas más divertidas.