jueves, octubre 12, 2006

Histeria colectiva

En septiembre del 1998 la isla fue azotada por el huracán Georges. Hasta horas antes de que nos impactara y a pesar de que todos los medios internacionales vaticinaban la entrada inminente a nuestras costas, las autoridades negaban que fuéramos a ser afectados.

Esto es lo que yo llamo el "síndrome del secreto". No es la primera vez que pasa, ahora lo estamos viviendo con el Dengue. Parece que en el afán de ocultar su ineptitud e incapacidad de hacer su trabajo; los responsables de alertar, preparar, orientar a la población; niegan cualquier crisis, epidemia o desastre hasta que ya no se puede tapar y no les queda de otra que armar un operativo para corregir los daños.

Una semana después del paso del huracán aún no se habían restablecido la energía eléctrica ni el servicio telefónico en muchas áreas. Entonces una madrugada un señor en San Pedro de Macorís que aparentemente aún tenía los nervios de punta, vió como el mar se retiraba, lo cual dicen que es señal de maremoto.

Quien sabe que fue lo que vió y si estaba sobrio o en su sano juicio. El punto es que dió la voz de alarma en el pueblo quienes aparentemente avisaron a su relacionados en todo el país, y así en cuestión de minutos se corrió la voz de que venía un maremoto. La noticia se expandió de manera inmediata y llegó hasta Barahona y otras ciudades.

La mayoría de los habitantes de la capital salieron despavoridos a la calle buscando el punto más alto de la ciudad, el Mirador del Sur.

Yo por mi parte corrí más que nadie. Cuando hice el catecismo alguien comentó que en la biblia había un pasaje que decía que las aguas volverian a su antiguo curso. Siempre he vivido debajo del farallón del mirador y siempre he escuchado que el mar llegaba hasta ese farallón y que sabe hace cuantos años se retiró. Pues desde ahí he tenido sueños recurrentes con maremotos.

La noticia me llegó por el presidente de la junta de vecinos del residencial donde vivía con mis padres. Yo tengo el sueño muy ligero y como a media noche oigo a este señor llamando a mi papá desde la acera debajo de mi ventana. Recuerden que no había luz ni telefóno todavía.

Cuando le pregunto qué pasa me dice que viene un maremoto. Señores, yo no puedo describir lo que sentí. Era como que el tiempo no me iba a alcanzar. Desperté a mis padres y a mi hermano. Agarré mi perra y a huir se ha dicho. Todavía en pijama bajé las escaleras llamando al Bebo desde el celular, con las manos temblorosas. El Bebo me grita que su hermano lo había despertado y del susto le dió una torticulis. Fue de los que se detuvieron a razonar que los maremotos no se anuncian. Que qué yo quería que él hiciera. Le digo, ay yo no sé haz algo, ALGOOOOOO.

Me monté en mi carro, metí a mi mamá y a mi hermano y no sé como no choqué. Y mi mamá preocupada porque dejé a mi papá. Y yo, mami que venga él en su carro. Porqué no bajó rápido???

Era media noche y habían tapones en la calle. Gente en silla de ruedas, todo el mundo en ropa de dormir. La mayoría amaneció en el mirador, y me dicen que ya con el sol afuera pasaba una guaguita anunciadora, diciéndole a la gente que regresara a su casa que no pasaba nada. Y la gente decía, oh si como no, igual que con el huracán.

Me llegaron comentarios de personas en la ciudad de Santo Domingo que vivían en sectores altos como el Residencial Fernández, también corrieron hacia el mirador. Porque la instrucción de los voceros era de correr hacia allá. Supe también que gente en Santiago de los Caballeros, ciudad que queda al norte de la isla y que no tiene costas, también andaban buscando refugio.
Yo paré en la San Martín con Máximo Gómez. En la oficina de mi papá. Fui a buscar noticias en internet. Por supuesto, no salió nada. Por mi parte, si tengo que correr otra vez, correré. Mejor que digan que aquí corrió y no que aquí quedó.

6 comentarios:

principemestizo dijo...

bueno yo vivo en el cacique y fui uno de los que salio juyendo como alma qu elleva el diablo pal mirador, yo me imaginaba la ola de impacto profundo, jejejeej. pero como dices es mejor qu edigan aqui corrio que aqui quedo.

Ginnette dijo...

Jajaja, yo recuerdo eso. Pero la verdad, como vivo en VM, me despertaron con la noticia, dí media vuelta y seguí durmiendo. Me hubiera ahogado si hubiera sido verdad!

solange dijo...

hey tu blog me a gustado mucho..
me veras mas amenudo vicitandote.. bye bye

Demetrix dijo...

Mierkina, esa fue la bufia mas grande ke le han dado a este pais, jejeje.... en mi casa no corrimos, pero amanecimos en vela.

mamadeneneylando dijo...

Bueeeeno. Mantengo que corri mucho y vuelvo a correr si es necesario.

Gracias Solange.

RickY´s LIfE dijo...

jajajaj...yo ni cuenta me di...lo vine a saber al otro dia en el colegio...jejeje...k bultoo...bye bye

Ricky