martes, octubre 03, 2006

Nostalgia

Crecí en un barrio compuesto por un complejo de edificios que rodeaban un parque. Luego de unos años de mudarnos ahí, en la mitad del parque fueron construidas tres canchas, una de tennis, una de volleiball y otra de basketball. Recuerdo que desde que llegaba del colegio comía, veía el Chavo del 8 y me iba a jugar voleibol en el tetero del sol. Todos los muchachos del barrio, y de otros aledaños, hacían lo mismo. Y nos pasábamos las tardes en la cancha hasta que caía el sol. Que época aquella!!!.

Quería crecer rápido para trabajar y ser independiente económicamente. Para poder salir y vestir como quisiera. Comprarme un carro, viajar.... I could'nt wait.

Cuando empecé el bachillerato hice amistades en otro barrio cercano y mi ambiente cambió. Ya no iba a la cancha. Me la pasaba con mis nuevos amigos y mi nuevo novio, quien por cierto cuando entré al colegio estaba terminado con una jeva del mismo curso y luego de varios meses de amores conmigo me dejó para arreglarse con ella. Este ha sido uno de mis grandes desamores, pero después vinieron más. Lo mejor fue que ellos terminaron y él me cayó tanto atrás que me arreglé con él pero ya no era lo mismo y terminé dejándolo. Es decir, que me la desquité, jaja.

Volviendo al tema, luego del colegio conocí otras personas y tuve otros novios. Ya no me juntaba con la gente del colegio, con excepción de mi amiga del alma Ydira con quien todavía mantengo contacto. Conocí otros ambientes. Tuve muchas amigas super caneras con quienes exploté la vida nocturna. Wow cómo gozamos.

En la universidad también hice buenas amistades. Cuantos canes, cuanta bebedera. Pero miraba el pensum casi diario para ver de qué manera podía cojer más materias y terminar la universidad rápido.

En mis trabajos también conocí gente chulísima. Con muchas mantengo contacto. Con otras queda un aprecio tan grande. Nos encontramos en la calle y en pocos minutos nos contamos dos o tres cosas, prometemos juntarnos, y nos vamos una sonrisa y el sentimiento agradable de habernos visto.

He vivido tantas cosas. Cada experiencia valió la pena. Disfruté, logré mis objetivos con la indiscutible ayuda de Dios. No tengo duda de que El me ayudó.

Ahora tengo una vida más tranquila y pienso en el ayer con tanta nostalgia. Quisiera bonchar pero ahora tengo otras responsabilidades. No me atrevo a beber porque cómo le cambio el pamper al niño con un jumo. Pero mi vida no ha terminado.

Veo a mis hijos y me los quiero comer de tanta emoción que provocan en mí. Quiero verlos florecer en cada etapa de sus vidas. Mientras recuerdo el pasado me tengo que recordar a mi misma disfrutar cada momento del presente. Las alegrías ahora vienen de experiencias diferentes a las de antes.


May you use those gifts that you have received, and pass on the love that has been given to you...

5 comentarios:

Demetrix dijo...

QUe bonito es mirar atras, y ver todo lo que has vivido, y ademas saber que viviste tus etapas con plenitud. Eso llena a uno de nostalgia, como dice el titulo de tu post, pero nostalgia de la buena. Me gusta mucho tu forma de escribir, te sigo leyendo.

Demetrix

Odanis dijo...

Yo aun extrano esos tiempos de chiquita, waoo que distintos a estos de ahora...

Graxcias por visitar mi blog, aca estare.

Anónimo dijo...

"No me atrevo a beber porque cómo le cambio el pamper al niño con un jumo."

Jaja usted tiene una manera tan refrescante de decir las cosas. Que bueno que abrió este blog para inyectarnos todas estas historias.

Este post podría ser dividido en varias partes, la vida universitaria(la bebedera y la miradera del pensum) los novios que se dejan y se arreglan, bueno..

Saludos gracias por compartir estas historias!

Empecé a leer el ultimo post y no me he podido despegar, voy a terminar leyendolo todo.

Saludos

mamadeneneylando dijo...

gracias baakanit. pero no me digas usted que me hace sentir vieja. siempre te leo.

Anónimo dijo...

a partir de hoy no mas usted!

Saludos