martes, octubre 17, 2006

Rutinas, manías y temores

En el mundo solo hay un bebé bello y cada madre
lo tiene. Es algo increible. Todos los gestos y movimientos de un niño son tan graciosos para sus padres, sin embargo, las mismas acciones de otros niños talvez les parecen feas o inadecuadas.

Y es que la naturaleza no se equivoca. El trabajo de cuidar y educar es tan arduo, que a cada momento le da a los sobre-explotados padres pequeñas satisfacciones dosificadas en gestos minúsculos, pero que son un aliento que nos empuja a seguir felices este camino tan largo que es la educación de nuestros hijos.

Así que me excusan los que me lean y piensen, ay esta exagerada, mi bebé es más bonito. Pues no, los mios son los más bellos e inteligentes de la bolita del mundo y la botellita de sangre.

Por ejemplo, y aquí voy con la babosería. Mi Landito tiene establecida su rutina; después del baño viene la siesta. Y no importa que lo bañes cuando se acaba de levantar. Si lo haces, se acuesta con su dedito en la boca y pide "eche". Para mi no hay nada más tierno que verlo chupándose su dedito. A pesar del bajito a boca que le coje.

Nene, antes de que naciera Lando se chupaba los dedos índice y anular, como en la foto. Pues cuando vió a Lando chupándose el dedo gordo, como que la idea le pareció mejor y cambió de dedos.

Y esa sí que tiene una cantidad de manías. Para domir, tiene que tener su almohada de bolitas. No es que la almohada tenga bolitas de colores, sino que de tanto lavarla a la tela de algodón la han salido bolitas, y ella se duerme sobando la tela. Pero también, debe tener una pijama y medias de bolitas. No acepta nuevas, hay que lavarlas hasta que le salgan bolitas. Y su leche a temperatura ambiente, si está más caliente o más fría de la cuenta, no se la bebe. Quien aguanta esto, si no es un padre abobado.

Pues Lando al ver estas manías de su hermana, ha desarrollado las sullas. Le hacía la dormida imposible a su hermana porque quería su almohada a la hora de dormir, entonces le compramos una almohadita que casualmente vino en juego, es decir que tiene dos. Pues para dormirse, pude su "mohada" y hay que darle las dos. Y a veces de mañoso pide media o "meñia" como él dice, y dice también que la leche de él está fría, cuando yo se la preparo con agua templada.

Pues para terminar el cuadro de locos, ahora Irene tiene dos grantes temores. Uno a la oscuridad y a los ladrones. Es una pena que la situación de seguridad también esté afectando a los niños. Me dice que les tiene miedo porque se quieren llevar sus juguetes.

Su otro gran temor es a que yo me ponga viejita. No se puede mencionar delante de ella que yo estoy vieja porque se pone a llorar. Y me dice con lagrimas en los ojos que no quiere que me ponga viejita, wuaaaaaaa. Si ella supiera que hasta a mí ese tema me dan ganas de llorar.

4 comentarios:

Demetrix dijo...

Entiendo perfectamente lo que dices, pues mi esposa y yo somos iguales, para nosotros el bebe mas lindo es nuestro hijo, y es que lo vemos con los ojos del alma y a traves de todo el amor que sentimos por el...

Y.O. dijo...

Que lindo. Es cierto que solo unos padres entienden y aguantan las raras manias de sus hijos.

Ginnette dijo...

Bueno, lo siento pero los míos son hermosos, bellos, preciosos y tan inteligentes!! Jajaja, es verdad lo que dices. Perla le dice la mamá buho a su hijo. Por otro lado mi peque tiene que dormir como con 12 peluches y uno llamado Artie que es el preferido no importa cual le compro!

RickY´s LIfE dijo...

hehehhe...just KIDS!!!..

Eso eh jevi...me gustaria volver pa tra...yo me acuerdo de mis manias....

Ricky