martes, noviembre 28, 2006

Como me monté!!!

Leyendo este post quise relatar cómo fue que logré dejar la vida de peatona. Sucede que nunca me llevé bien con los choferes de carro público. Creen que pueden maltratar a uno porque está montado en su trapo de carro.

Yo tenía como 19 años y conseguí trabajo en ta, taaaaaaaa Codetel, hoy en día Verizon; ganando $1,750. En unos meses logré ahorrar $3,000 y con otro poco que tomé prestado me compré una pasola Honda Lead Roja en $6,000. Me veía una mamasota. Con mi pelo largo y rubio y mis falditas cortas. ;-). Pero pasé muchos sustos en la calle con los camiones. Y los policías siempre andaban tratando de quitármela, ustedes saben esos ladronazos. Incluso una vez unos ladrones me la desmaltelaron y tuve que armarla de nuevo. Hasta el aciento y las luces me le robaron. Solo me dejaron el motor y las gomas.

Además me mojaba cuando llovía y la ropa se me ensuciaba de polvo por lo que seguí ahorrando y al año la vendí en $12,000 y me compré un Daihatsu Cuore. sin aire ni radio en $48,000. Por supuesto, la diferencia la conseguí con un préstamo

Como a los tres meses de tener el carro crucé una calle sin mirar (la inexperiencia) y choqué (con un jevo que estaba como quería y hasta salimos a cenar una noche pero casualmente estaba saliendo con alguien que yo conocía). El carro nunca fue el mismo por lo que lo vendí en $15,000 y le compré un Honda Prelude a mi papá con sun roof y todo.

Al año ya yo había desbaratado el Prelude. No lo choqué pero no era un carro nuevo y yo no le daba buen mantenimiento. Ya estaba que parecía una estufa. Entonces vino lo más grande que ha pasado en mi vida en materia automovilística. Estaba en buscadera de carro con un presupuesto de $120,000 entre ahorro y préstamo; entonces un enamorado me llevó a un dealer de un amigo y me metieron un Wolkswaggen Passat rojo por ojo, boca y nariz.

Lo que es ser vendedor. El tipo me dijo, llévate el carro y pruébalo, y así lo hice. Ese carro me encantó, que comodidad. Los cinturones eran automáticos y el motor era 2.0 por lo que cuando aceleraba volaba. Pero me faltaban $55,000 para poderlo comprar y al final de la tarde lo devolví.

Al otro día me iba para Santiago con mi mamá a visitar a mi abuela y no me lo van a creer, el tipo me mandó el carro para que me fuera en él. Que les puedo decir, un vendedor insistente y una compradora débil. Me fui en mi carro para Santiago y ahí fue que me volví loca. Pero me faltaba el dinero. Pues un amorcito que tenía me regaló $30,000. No soy una megadiva. Nunca me habían regalado esa cantidad de dinero y mucho menos un jevo pero este niño y yo teníamos unos años juntos y quiso ayudarme, y le voy a decir que no???. Entonces me metí en mi carrazo. Y como a las dos semanas descubrí que tenía CD Player. A los cinco años lo tuve que vender porque el mantenimiento me estaba matando pero si que disfruté este carro.

La moraleja es que si quieres algo debes ahorrar un poco y cultivar tu capacidad de endeudamiento para endeudarte otro poco.

Ciaito pue...

6 comentarios:

Mich dijo...

jajajaja!! Que buen Samaritano!!!!

XOXO

Zumo de Vidrio dijo...

Ahhh, pero treménda negociánte que eres,,, compras una pasola por $6 K y las vendes por $ 12 K,,!!

Y de la manera que te llegaron los carros, mejor aún,,, claro que te esforzabas con el ahorro..!

Bién por tí..!!

Te sigo,,
Z de V.

Ginnette dijo...

Yo empecé tarde.....

mamadeneneylando dijo...

Ginnette. Nunca es tarde si la dicha es buena. El problema en esta etapa de nuestras vidas es que todo lo que ganamos es para los cabezoncitos come cheque. Y lo grande es que lo disfrutamos.

BB dijo...

tus consejos me caen como anillo al dedo, quiero comprar un cacharrito y no tengo experiencia en el campo, entonces el mantenimiento pa´ los vw es muy caro, porque me encantan?

Gracias por tu post!

Abrazos..!

mamadeneneylando dijo...

MUYYYYY CARO. Te recomiendo que empieces con Honda o Toyota, cualquiera te lo arregla y las piezas las venden hasta en los colmados. Pues ya sabes, a ahorrar y a cojer prestado se ha dicho, pero a bajos intereses. Mira a ver si te puedes unir a una cooperativa.