viernes, septiembre 22, 2006

Un poquito de bonche

Pues ayer me fui a Dock en Acrópolis a celebrar el cumpleaños de mi cuñada Candi. El sitio bien nice. Me tomé un Strawberry Daiquiki lo suficientemente suave para mi gusto y con su poquito de alcohol moderado pero efectivo.

Pero pensaba en mis hijos esperándome en casa y le propuse al Bebo ir a dormirlos y retomar la fiesta en casa de los padres de Candi. Cuando pedimos la cuenta nos llevaron una ronda de shots de Tequila José Cuervo de obsequio. Ah recuerdos!!!

No me quería tomar el mío pero luego de unos breves segundos de insistencia de Candi accedí. Tuve que recordarle al Bebo cómo era el proceso; lamerse la base del dedo gordo, echarle sal, tomar el shot y chupar el limón. Ja!!! todavía me acuerdo.

Un amigo pidió varios tragos de Mamaita, los nombres de estos tragos son muy sugestivos. Este es otro shot que lleva Kalhua, Vodka y Whipped Cream. Yo no tomé de eso.

Habían otros tragos con nombres muy sexy como Polvo Seguro, Sexo Seguro, y otros que no recuerdo.

Pues nos fuimos a la casa como a las 8:30 pm con toda la intención de seguir el bonche más tarde. Cuando llegamos a la casa ya Nene estaba durmiendo pero Lando tenía todas las pilas puestas y se encendió más cuando no vió.

Nos queríamos bañar pero no había luz. Pedimos delivery porque no había pan y el hambre causada por la Tequila no nos permitía esperar. Pedimos delivery de KFC y cenamos. Lando todavía estaba fuñendo. No recuerdo ni cuando se durmió, ni cuando llegó la luz, ni cuando me dormí yo. Pero obviamente ahí terminó la noche.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno al menos nos quedan el lindo recuerdo de los good old days.

Un delivery después del cansancio resulta de lo mejor.

Saludos

Y.O. dijo...

Que bien! he pasado por aqui y me identifico bastante contigo, tengo un niño de casi tres años y se llama Miguel Alejandro!
Tambien a veces me siento un poco culpable cuando salgo de noche y no estoy para dormirlo, pero esa es la vida hay que desprenderse de los hijos, total cuando sea el que tenga 18 años, no creo que se sienta culpable de salir a bonchar, jajaja.

RickY´s LIfE dijo...

hehehe...hay que salir a botar el golpe..:D..bye bye

Ricky